Inicio Quiénes somos? Actividades La Antártida Historia Preguntas frecuentes   

GeografíaFlora y Fauna Tratado AntárticoActividad CientíficaMedio Ambiente   


 

Medio Ambiente

 

La actividad que se realiza en el continente antártico, está regulada por el Protocolo al Tratado Antártico sobre Protección del Medio Ambiente, más conocido como "Protocolo de Madrid"

De este Protocolo de Madrid, extraemos los principios medioambientales que deben regir todas las actividades:

 

Actividades

de Medio Ambiente

 

Monitoreo Ambiental Biológico

 

Tratamiento de Residuos en las Bases Antárticas

 

Relevamiento de desechos marinos

 

Día Mundial del Medio Ambiente

 

 

 

 

 

 

 

PRINCIPIOS MEDIOAMBIENTALES

1. La protección del medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados, así como del valor intrínseco de la Antártida, incluyendo sus valores de vida silvestre y estéticos y su valor como área para la realización de investigaciones científicas, en especial las esenciales para la comprensión del medio ambiente global, deberán ser consideraciones fundamentales para la planificación y realización de todas las actividades que se desarrollen en el área del Tratado Antártico.

2. Con ese fin:

(a) las actividades en el área del Tratado Antártico serán planificadas y realizadas de tal manera que se limite el impacto perjudicial sobre el medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados,

(b) las actividades en el área del Tratado Antártico serán planificadas y realizadas de tal manera que se eviten:

i. efectos perjudiciales sobre las características climáticas y meteorológicas;

ii. efectos perjudiciales significativos en la calidad del agua y del aire;

iii. cambios significativos en el medio ambiente atmosférico, terrestre (incluyendo el acuático), glacial y marino;

iv. cambios perjudiciales en la distribución, cantidad o capacidad de reproducción de las especies o poblaciones de especies de la fauna y la flora;

v. peligros adicionales para las especies o

poblaciones de tales especies en peligro de extinción o amenazadas;

vi. la degradación o el riesgo sustancial de degradación de áreas de importancia biológica, científica, histórica, estética o de vida silvestre;

(c) las actividades en el área del Tratado Antártico deberán ser planificadas y realizadas sobre la base de una información suficiente, que permita evaluaciones previas y un juicio razonado sobre su posible impacto en el medio ambiente antártico y en sus ecosistemas dependientes y asociados, así como sobre el valor de la Antártida para la realización de investigaciones científicas; tales juicios deberán tomar plenamente en cuenta:

i. el alcance de la actividad, incluida su área, duración e intensidad;

ii. el impacto acumulativo de la actividad, tanto por sí misma como combinación con otras actividades en el área del Tratado Antártico;

iii. si la actividad afectará perjudicialmente a cualquier otra actividad en el área del Tratado Antártico;

iv. si se dispone de medios tecnológicos y procedimientos adecuados para realizar operaciones que no perjudiquen el medio ambiente;

v. si existe la capacidad de observar los parámetros medioambientales y los elementos del ecosistema que sean claves, de tal manera que sea posible identificar y prevenir con suficiente antelación cualquier efecto perjudicial de la actividad, y la de disponer modificaciones de los procedimiento operativos que sean necesarios a la luz de los resultados de la observación o el mayor conocimiento sobre el medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados; y

vi. si existe la capacidad de responder con prontitud y eficacia a los accidentes, especialmente a aquellos que pudieran causar efectos sobre el medio ambiente;

vii. se llevará a cabo una observación regular y eficaz que permita la evaluación del impacto de las actividades en curso, incluyendo la verificación de los impactos previstos.

viii. Se llevará a cabo una observación regular y efectiva para facilitar una detección precoz de los posibles efectos imprevistos de las actividades sobre el medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados, ya se realicen dentro o fuera de el área del Tratado Antártico.

3. Las actividades deberán ser planificadas y realizadas en el área del Tratado Antártico de tal manera que se otorgue prioridad a la investigación científica y se preserve el valor de la Antártida como una zona para la realización de tales investigaciones, incluyendo las investigaciones esenciales para la comprensión del medio ambiente global.

4. Tanto las actividades emprendidas en el área del Tratado Antártico de conformidad con los programas de investigación científica, con el turismo y con todas las otras actividades gubernamentales y no gubernamentales en el área del Tratado Antártico para las cuales se requiere notificación previa de acuerdo con el Artículo VII (5) del Tratado Antártico, incluyendo las actividades asociadas de apoyo logístico, deberán:

(a) llevarse a cabo de forma coherente con los principios de este artículo; y

(b) modificarse, suspenderse o cancelarse si provocan o amenazan con provocar repercusiones en el medio ambiente antártico o en sus ecosistemas dependientes o asociados que sean incompatibles con estos principios.

 

   

 

fauna del mar

ballenas

focas

pingüinos y aves

 vegetación

Muestra Espacio Ciencia LATU

Actividades: La Asociación Antarkos organiza eventos donde se ha premiado la participación del público como manera de despertar el interés de nuestro país por la Antártida. 

Ver más

Historia del Uruguay en la Antártida:
Conozca más acerca de cómo nuestro país ha participado de la exploración del continente helado, desde 1776...

Ver más

 


Asociación Civil “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”,
personería jurídica Nº 8439
Fundada el 7 de octubre de 1999

www.antarkos.org.uy

 

 Póngase en contacto con nosotros
Webmaster: wafo@antarkos.org.uy
Twitter: @AsAntarkos

Asociación Antarkos | Contactarnos  | mapa del sitio | 2006-2016 wafo