Inicio Quiénes somos? Actividades La Antártida Historia Preguntas frecuentes   

GeografíaFlora y Fauna Tratado AntárticoActividad CientíficaMedio Ambiente   


 

 El Sistema del Tratado Antártico y los instrumentos asociados   

El Tratado Antártico fue suscripto el 1ro. de Diciembre de 1959 y entró en vigor el 23 de Junio de 1961.

En Uruguay, fue aprobado por el Decreto-Ley 14.971 del 11 de diciembre de 1979.

En su introducción dice así:

Los Gobiernos de Argentina, Australia, Bélgica, Chile, la república Francesa, Japón, Nueva Zelandia, Noruega, la Unión del África del Sur, la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte y los Estados Unidos de América.

Reconociendo que es en interés de toda la humanidad que la Antártida continúe utilizándose siempre exclusivamente para fines pacíficos y que no llegue a ser escenario u objeto de discordia internacional;

Reconociendo la importancia de las contribuciones aportadas al conocimiento científico como resultado de la cooperación internacional en la investigación científica en la Antártida;

Convencidos de que el establecimiento de una base sólida para la continuación y el desarrollo de dicha cooperación, fundada en la libertad de investigación científica en la Antártida, como fuera aplicada durante el Año Geofísico Internacional, concuerda con los intereses de la ciencia y el progreso de toda la humanidad;

Convencidos, también, de que un Tratado que asegure el uso de la Antártida exclusivamente para fines pacíficos y la continuación de la armonía internacional en la Antártida promoverá los propósitos y principios enunciados en la Carta de las Naciones Unidas,

Han acordado lo siguiente: ...

Ver el texto del Tratado en: http://www0.parlamento.gub.uy/htmlstat/pl/tratados/trat14971.htm

Visitar el sitio web de la Secretaría permanente del Tratado Antártico: http://www.ats.aq

El Protocolo de Madrid

EL PROTOCOLO AL TRATADO ANTÁRTICO SOBRE PROTECCIÓN DEL MEDIO AMBIENTE.

Los Estados Parte de este Protocolo al Tratado Antártico, convencidos de la necesidad de incrementar la protección del medio ambiente antártico y de los ecosistemas dependientes y asociados; Convencidos de la necesidad de reforzar el sistema del Tratado Antártico para garantizar que la Antártida siga utilizándose siempre exclusivamente para fines pacíficos y no se convierta en escenario u objeto de discordia internacional; Teniendo en cuenta la especial situación jurídica y política de la Antártida y la especial responsabilidad de las Partes Consultivas del Tratado Antártico de garantizar que todas las actividades que se desarrollen en la Antártida sean compatibles con los propósitos y principios del Tratado Antártico para proteger el medio ambiente antártico y los ecosistemas dependientes y asociados; Reconociendo además las oportunidades únicas que ofrece la Antártida para la observación científica y la investigación de procesos de importancia global y regional; Reafirmando los principios de conservación de la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos; Convencidos de que el desarrollo de un sistema global de protección del medio ambiente de la Antártida y de los ecosistemas dependientes y asociados interesa a la humanidad en su conjunto; Deseando completar con este fin el Tratado Antártico...

Ver el texto del Protocolo de Madrid en: http://www.iau.gub.uy/marcolegal/protocolomadrid.htm

Más información...

En los años 1882 y 1883 se realizó en Europa el Primer Año Internacional Polar,  luego del éxito obtenido por las exploraciones que los navegantes llevaron a cabo en el sur profundo.

Ya en el siglo XX, en la década de los 50, Estados Unidos convocó a una conferencia internacional para tratar los temas antárticos que enfrentaba a varios países reclamantes de soberanía en el continente, en base a sus expediciones y diversos asentamientos, supuestamente de carácter científico. 

Esta conferencia no se concretó, pero entre julio de 1957 y febrero de 1958 se organizó el Año Geofísico Internacional, una actividad de carácter científica que propició la instalación de 55 estaciones de investigación en el continente e islas subantárticas, con gran despliegue de actividad.

El 3 de mayo de 1958, Estados Unidos invitó a los gobiernos de Argentina, Australia, Bélgica, Chile, Francia, Japón, Nueva Zelanda, Noruega, Reino Unido, Sudáfrica y Unión Soviética, a aprobar un tratado acerca de los problemas antárticos.

Es necesario considerar que la Antártida es un continente, en tanto que el Ártico, que ya había sido prácticamente tomado por asalto, sólo es una masa de hielo.

De esta manera, el 1º de diciembre de 1959 se firmó en Washington el Tratado Antártico. Doce fueron los países signatarios, siete de ellos hicieron reserva de sus reclamos de soberanía, Argentina, Australia, Chile, Francia, Noruega, Nueva Zelanda y Reino Unido, en tanto que el resto no lo hizo, Alemania (que sí era reclamante hasta ese momento), Bélgica, Japón, Estados Unidos y la Unión Soviética.

El Tratado Antártico entró en vigencia el 23 de junio de 1961 y congeló las reclamaciones de soberanía, hasta que los estados miembros decidan revisar el acuerdo.

Los puntos sobre los que se articula el Tratado son los siguientes: uso pacífico de la Antártida; libre investigación científica en régimen de cooperación; régimen de intercambios; régimen de informaciones; régimen de inspecciones; congelamiento de las reclamaciones; estructura orgánica; actividades de terceros Estados en la Antártida; convenciones para la conservación de los recursos y del ambiente.

Son Estados Signatarios los doce que lo firmaron en Washington el 1º de diciembre de 1959, los que devinieron automáticamente en Miembros Consultivos.

Miembros Adherentes son aquellos Estados que firman el Tratado, pero no desarrollan actividades en la Antártida.

Miembros Consultivos son los Estados Adherentes que luego de estar en la Antártida y llevar a cabo tareas científicas, son admitidos por la Reunión Consultiva, con plenos derechos en el Tratado.

Los Miembros Consultivos, los Adherentes y observadores invitados, se reúnen  anual o bianualmente en la Reunión Consultiva del Tratado Antártico (la sigla en inglés es ATCM) para coordinar las actividades, escuchar informes y tratar de resolver problemas. Las reuniones son organizadas por los Miembros Consultivos siguiendo un orden alfabético; A Uruguay le correspondía la organización en el año 2009, pero por al conmemorarse el 50º Aniversario de la firma del Tratado Antártico en Washington, las partes acordaron que en 2009, la XXXII reunión de ATCM, se realizara en EE.UU. en la ciudad de Baltimore, trasladándose la XXXIII reunión a Uruguay en 2010.

La sede de la Secretaría permanente del Tratado Antártico, funciona en Buenos Aires, Argentina.

El Anexo sobre la Conservación del Ambiente, conocido como Protocolo de Madrid, entró en vigencia el 14 de enero del año 1998.

De manera bianual, el Comité Científico de Investigaciones Antárticas (la sigla en inglés es SCAR)  se reúne para coordinar las actividades de investigación, propiciar relaciones entre los diferentes grupos de científicos y establecer estrategias y políticas de investigación. Fue creado en el año 1957, existiendo desde antes de la concreción del Tratado. Las reuniones son organizadas por los Estados Miembros, según orden alfabético.

La Convención para la Conservación de los Recursos Vivos Marinos Antárticos (su sigla en español es CCRVMA y se conoce como “cruma” – su sigla en inglés es CCAMLR y se conoce como “camelar”), permite controlar la explotación de esos recursos, mensurando, zonificando y cuotificando la extracción, autorizada solamente a los países que son contratantes de la convención. Uruguay lo es desde agosto de 1996 y ello lo habilita para acceder a una cuota en la extracción de recursos de alto valor de mercado. Tiene sede en la ciudad australiana de Hobart.

También se planifican y coordinan las actividades con el propósito de aunar esfuerzos, en reuniones del Consejo de Administradores Nacionales de Programas Antárticos (su sigla en inglés es COMNAP), especialmente las logísticas en el comité cuya sigla en inglés es SCALOP.

Los Administradores de Programas Antárticos Latinoamericanos se reúnen anualmente para coordinar sus actividades en lo que se denomina RAPAL. En 2009, la RAPAL es organizada por Uruguay.

 

FUENTES:

-Paralelo 62º-Uruguay en la Antártida, Montevideo 1998, por la Lic. Ana María De Salvo.

-Uruguay en la Antártida, Montevideo 2002, del Instituto Antártico Uruguayo.

 

fauna del mar

ballenas

focas

pingüinos y aves

 vegetación

Muestra Espacio Ciencia LATU

Actividades: La Asociación Antarkos organiza eventos donde se ha premiado la participación del público como manera de despertar el interés de nuestro país por la Antártida. 

Ver más

Historia del Uruguay en la Antártida:
Conozca más acerca de cómo nuestro país ha participado de la exploración del continente helado, desde 1776...

Ver más

 


Asociación Civil “ANTARKOS – Apoyamos a Uruguay en la Antártida”,
personería jurídica Nº 8439
Fundada el 7 de octubre de 1999

www.antarkos.org.uy

 

 Póngase en contacto con nosotros
Webmaster: wafo@antarkos.org.uy
Twitter: @AsAntarkos

Asociación Antarkos | Contactarnos  | mapa del sitio | 2006-2016 wafo